DRAB MAJESTY: LOS REYES DEL SYNTH POP PRESENTAN «MODERN MIRROR»

Drab Majesty es el proyecto musical de Andrew Clinon, quién se esconde tras el alter ego de Deb Demure. Su estética es andrógina y su música está muy influenciada por la darkwave de los años cochenta, mezclada con sonidos futuristass.

Drab Majesty tiene una fuerte presencia visual en el escenario, cuya importancia es equiparable a su música. Para la formación tiene una gran importancia las estatuas grecoromanas y la iconografía japonesa. Así mismo, cobra especial trascendencia en sus letras la religión OVNI, más en concreto, la sectaa milenarista «Heaven’s Gate», en cuyo suicidio colectivo de treinta y nueve de sus miembros está basada su canción «39 for Design».

En este proyecto, Demure está acompañado por el tecladista Mona D, alter ego del músico Alex Nicalaou.

Modern Mirror, su nuevo trabajo discográfico

Desde el lanzamiento en 2015 de «Careless » , y el tan el aclamado álbum de segundo año «The Demonstration», el año siguiente, Deb Demure y su colaboradora Mona D. se han establecido firmemente entre el panteón de las grandes estrellas del synth-pop.

Estableciendo una base de fanáticos devotos en todo el mundo con su singular sonido hipnótico y su misteriosa presencia en constante evolución. Luego de una intensa y extensa gira en apoyo de los dos primeros álbumes, Drab Majesty escapó a los inspiradores paisajes de Atenas, Grecia, para canalizar las canciones para la creación de su álbum más ambicioso: Modern Mirror. Quitándole el polvo al mito anticuario del – Narciso – de Ovidio, Drab Majestad usa su premisa como base para una reinterpretación moderna.

Cada canción cuenta una parte de la historia, en la que la propia identidad del oyente se ha deformado y disociado a través de una tecnología en rápida expansión, perdiendo contacto con los orígenes de sus propias personalidades. Preparando el escenario como una saga romántica de la antigüedad, – A Dialogue – le pregunta al oyente si está verdaderamente enamorado en medio de un edificio de guitarras y reverberaciones.

Los elementos de la tragedia clásica pesan mucho en el reflejo de «Modern Mirror», principalmente en canciones como «The Other Side»-, la cual posee un sonido fundamental que es energético, luminoso y esperanzador. Al fusionar la estética sónica de grupos predecesores como New Order y The Cure, dentro de la cautelosa instrucción de la mitología griega y la ciencia ficción moderna, Drab Majesty ha creado un híbrido de malestar de ensueño, capturado para un momento futuro.

El primer sencillo, » Ellipsis»- , reproduce de forma romántica el concepto distorsionado de cortejar a través de la tecnología moderna en un mundo que aún no se ha adaptado, mientras que en «Long Division», la resonante guitarra de Deb cae en cascada alrededor del coro compartido con la vocalista de No Joy, Jasamine White Gluz, advirtiendo, con nostalgia, contra la vanidad y auto-obsesión. Incluso cuando la esperanza para el amor eterno, se asoma a través de «Oxytocin»-, una pista brillante y estoica, cantada por Mona D., que recuerda firmemente la existencia fugaz.

Modern Mirror es un viaje de autorreflexión, nostalgia, amor, belleza y angustia, contado a través de ocho himnos pop sintéticos adictivos y emocionales, también es un cuento aparentemente clásico, transmitido sin parpadear a través del marco del mundo moderno. Es un trabajo que llega de la mano de Casa del Puente Discos, bajo licencia exclusiva en Sudamérica para Dais Records.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*