TANGO REBELDE DEL BARRIO DE LOS CONVENTILLOS

El Quinteto Negro La Boca es una de las apuestas más interesantes surgidas en los últimos tiempos en Argentina. Se trata de un conjunto tanguero que es oriundo de La Boca, cuyo público se nutro de punks, rockeros, anarquistas y de simpatizantes de izquierda. Con maestría, la agrupación consigue algo muy llamativo: generar Cruces Urbanos -tal como se llama su último álbum- y acercar el «dos por cuatro» a estilos como chamamé, cumbia, rap y folclore. Fueron amigos cercanos del prestigioso y recordado escritor y periodista Osvaldo Bayer. Por otra parte, el arte de sus discos los realiza Rocambole, quien es reconocido por las portadas de álbumes y escenografías en toda la obra de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Conversamos con Pablo Bernaba, bandoneonista y director de este llamativo conjunto.

Por Sebastián Duarte

-¿Cómo fueron encontrando el sonido propio, incluso inmiscuyéndose con otros estilos musicales llevándolos al tango?

-A medida que pasan los años nosotros vamos mutando, pero no de manera abrupta. Siempre es gradual, hasta encontrar nuestra propia identidad, una estética política propia. Mucho tuvo que ver todo el trabajo junto a Osvaldo Bayer, en nuestro segundo disco, el tango libertario. Lo interesante fue compartir con el público por fuera del tango tradicional, que le escapa un poco a todo esto que elegimos nosotros.

-Justamente el tango tradicional no tuvo mucho compromiso social en épocas de Dictadura en Argentina. El rol de resistencia lo ejerció más el rock y, un poco, cierto sector del folclore.

-El tango es un movimiento. Es una vertiente muy grande donde se pasean músicos de extrema derecha a izquierda. . La Dictadura y el negocio lo convirtió en un estigma con ciertos criterios estéticos, en un género fox sport. Y a la política, ni cabida.

-¿Cómo se dio la relación con Osvaldo Bayer?

-Primero lo mío fue como lector suyo. Desde adolescente lo leía. Yo quería hacer un homenaje a Severino Di Giovanni. Un tema devenido a milonga. A partir de su entusiasmo entonces nació lo de juntarnos y trabajar juntos. Él es el padrino del Quineto. Él vino a dar charlas a La Boca. Vino y participó sobre el escenario, en los shows. También nos ayudó con contactos. Participó en nuestro primer corte, en el tema Ruido. Bayer es en un ochenta por ciento fundacional de la banda.

-¿La orquesta es oriunda de La Boca?

-Nacimos aquí como agrupación. Plantamos bandera aquí. . El tango siempre estuvo identificado con este barrio, pero no tenía agrupación. En un momento, tres de nosotros vivimos en el departamento que habito actualmente. Yo elegí a este barrio.

-¿Están consustanciados con las situaciones complejas dentro del barrio de La Boca? ¿Participan de las organizaciones barriales que luchan contra las políticas inmobiliarias que cuentan con el apoyo del Presidente del club Boca Juniors?

-Por las cooperativas, por la Casa Juan de Dios Filiberto, por el caso Nehuén, el chico atropellado por la policía. Yo siempre estoy comprometido en las causas sociales. Mi hija está en la murga del barrio. El tango no se clausura fue el leit motive. En la Boca hay características del país. El club es parte del macrismo y hay otra parte que no lo es. . A veces nos pone en lugares incómodos desde lo ideológico. Tuvimos conversaciones con la gente de cultura para que aporte al festival de Tango de La Boca. . Acá, como bien decís, plantean negocio inmobiliarios. La Usina del Arte la pusieron acá. Acá en el barrio existe una gran interna.

-En sus dos últimas placas se definió la personalidad del conjunto, abordando tango con presencia del ámbito rockero, e incorporando versiones de rap, reggae, punk, etc. ¿Cómo nació esa apuesta innovadora para el género?

-No llegó de la nada. Abordar el tango libertario no permitió, al tratarse de un disco conceptual, reforzar el concepto. Además nos permitió salir de lo tradicional con los cruces de estilos, por ejemplo el rap. La murga Falta y resto colaboró con nosotros. El rock y el folclore también. En cruces Urbanos, nuestro último disco, profundizamos la idea que surgió en el trabajo anterior. A tal punto que ya estamos trabajando e ideando una segunda parte de los cruces. Por otra parte seguimos relacionados a Rocambole, que se encargó del arte visual nuestro. Raly Barrionuevo y Miss Bolivia formarán parte de nuestras próximas copias.

-Cómo fueron esas experiencias con los músicos invitados y con sus cruces musicales?

Destaco lo del Chango Spasiuk. No fue “venía a grabar y gracias”. . Fue un cruce real, participó horizontalmente. Escuchó el arreglo, luego modificó, o charlamos, ensayamos previamente a la grabación, grabó el acordeón, estuvo presente en la edición. . Su aporte además nos enriqueció a nosotros. Con 2 Minutos hicimos el Festival Tango Punk. Es que nos venía a ver un público punk a vernos, del anarquismo, también el de una militancia de izquierda del tango. De ahí nació la relación con 2 Minutos. Y el Duende Garnica nos escuchó una vez y vino, él me presentó a Raly Barrionuevo y Víctor Heredia. A través de Marcelo “Toro” Domínguez profesor nuestro de boxeo, conocí a Hugo Lobo. Todo se va vinculando. El roce de ir a veces a otros géneros se va dando solo.

-¿Cómo consiguieron sus matices musicales, tratándose de tantos géneros musicales?

-Fue complejo y todavía está incompleto. Fue mucho trabajo de pre y pos producción. Muchos artistas nos pidieron hacer tal tema y después de grabar todo, la pos producción fue muy larga. Casi dos años nos llevó.

-¿Entablaron relación de amistad con los músicos que participaron del álbum?

-Con Gustavo Ginoi, guitarrista de la Mississipi, somos amigos de acá, de La Boca. Con Ricardo Tapia después nos conocimos. No sé si es amistad, sino contactos de confianza. . El vino a vernos al CCK y al CAFF. Ya tuvimos experiencias musicales juntos antes de grabar. Dee sta gran familia también es parte Malena D’Alessio. Con Andrés Vázquez de la murga Falta y resto también nos une una gran relación. Con Antonio Ríos se dio una gran amistad. Y un gran vínculo tenemos con los Nonpalidece.

-¿Cómo fue llevar una cumbia de Antonio Ríos al dos por cuatro?

-Para que no queden os versos parecidos, bajamos dos tonos a la música, la dejamos en tono más tanguero y con dejo melancólico. Utilizamos cuarteto de cuerdas. De todos modos el tema es reconocido especialmente por la voz de Antonio Ríos y porque la letra es muy popular. También fue interesante pasar un reggae a tango, con la canción de Nonpalidece. Una gran aventura musical para nosotros.

-El Quinteto Negro La Boca ya viajó al exterior, ¿por qué países estuvieron?

-Salimos tres veces de giras al exterior: 2011, 2013 y 2015. Estuvimos en Rusia, España, Londres, Suiza y también en México. En Montreal estaremos por tercera vez. Andaremos actualmente mucho por provincia de Buenos Aires, y hasta en el Festival de Tango de Rosario. En Europa el público apuesto mucho al baile. Pero la última vez que fuimos ya nos presentamos en espacios más alternativos. Por ejemplo estuvimos en un festival en Finlandia. Tocamos después de una banda punk o otra que hacía rap. Ya estamos más posicionados dentro de la world music. Y eso nos gusta.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*