LA MÚSICA COMO PASAPORTE DE LIBRE TRÁNSITO

Lenine es unos de los artistas de rock y fusión más importantes de Brasil, además de los más premiados a nivel internacional. En este reportaje habla sobre sus secretos compositivos, la relación con la MPB, los premios obtenidos a lo largo de su trayectoria, su fanatismo por Milton Nascimento y, entre otros tantos temas, sobre sus referentes musicales de Argentina: el Indio Solari y Gustavo Cerati.

Por Sebastián Duarte

Considerado uno de los mejores artistas de Brasil, Lenine este año obtuvo su sexto Grammy Latino y el primero de la categoría «música alternativa»: un gran resumen de su desarrollo artístico como cantante y compositor, siempre en búsqueda de nuevas reflexiones y miradas.

Lenine tiene una particularidad a lo largo de su extensa trayectoria: lo suyo es un ejercicio constante para reinventarse en cada trabajo. En una nueva gira, está presentando «Em Trâmsito» (en Tránsito), su nuevo disco en vivo ( el décimo tercero en su discografía), en donde reúne a su genial banda, conformada por JR Tostoi, Bruno Giorgi, Pantico Rocha e Guila. Se trata de un espectáculo en el que recorre lo mejor de sus treinta años de trayectoria y en el que suenan clásicos como “Jack Soul Brasileiro”, “A Ponte” e “A Rede”. Todos los grandes grabaron canciones suyas, por ejemplo Gilberto Gil, Milton Nascimento, Ney Matogrosso y María Bethania, entre otros tantos gigantes de la música.

-¿Cómo es tu relación con Buenos Aires?

-Presenté varios de mis proyectos allá. Incluso fui a hacer acústicos. Siempre que hay un proyecto nuevo, seguro está Buenos Aires en la agenda. Cada tres años voy a tocar Argentina. Y siempre coincide con proyectos nuevos, los más recientes de mi carrera.

-¿Cómo te llevás con el público argentino?

-Tengo muchos amigos en Argentina. La música es un pasaporte de libre tránsito. Me lleva para todos lados. A mi me gusta el Indio Solari y Gustavo Cerati. Sus obras son fabulosas. Somos todos latinos. Los brasileños tenemos lengua diferente pero todos tenemos raíz latina. El setenta por ciento de lo que escribo es comprendido en Buenos Aires, eso me encanta. En cambio cuando voy a Croacia no me entienden nada lo que expreso. Y en mi obra, el cincuenta por ciento de lo que hago es poesía. Y es importante comprender lo que expreso.

-Sos muy premiado a lo largo de tu trayectoria, ¿celebrás cada estatuilla?

-Mi último proyecto es como un hijo muy querido, por el que recibí numerosos premios, incluso hasta un Grammy, en la terna de «Rock y Música Alternativa». Son como caricias.

-¿Cómo te organizás artísticamente en tu carrera?

-El mío siempre fue un camino colectivo, aunque tenga un momento solitario y solidario, porque decido trabajar en colectivos. De mi equipo de trabajo, algunos están conmigo hace treinta años. Hasta mi hijo Bruno trabaja conmigo, él es productor y director del espectáculo y también maneja las plataformas. Él es el responsable del CD + DVD y documental que venimos presentado.

-Tu cualidad compositiva lleva a que grandes artistas del MPB elijan interpretarte, ¿lo vivís con orgullo?

-Fue así, una especie de estado de «sedimentación». Comencé hace treinta y tres años, con Rulo Quiroga. No imaginé lo de los intérpretes. En 1992 empecé a componer. Yo compuse para muchos, para muchos artistas diferentes. Y no me siento capaz de cantar gran parte de ese repertorio. El intérprete tiene una forma diferente de cantar lo que escribo, le da su propia vida a mi letra. Es muy diferente escribir para otros que para uno.

Yo después de construir una canción busco un contrapunto. “Sublime”, dice la gente. “Elevada”, digo yo. Yo transformé, se trata de un revelar, sublimar sobre un cuadro freudiano. Mis proyectos los veo como un romance de parte de una historia.

Lenine: un grande, posando ante la cámara

-¿Qué recuerdos tenés de tu relación con Peter Gabriel?

-He participado de los festivales que produce Peter Gabriel. Fui a muchos, tuve mucho contacto, grabé y arreglé discos míos en su estudio. Una relación excelente con él. Un lujo de artistas de la mundo de la musica.

-Más allá de que muchos del MPB grabaron canciones tuyas, como te expresé antes, ¿cómo es tu relación con el movimiento? Te lo pregunto porque por lo general los músicos brasileños, más allá de que apuesten a otro estilo musical diferente, siempre algo llevan arraigado, algo de su música de raíz.

-Yo la defino Música Planetaria Brasileña. Es parte de otra generación. Claro que me influenció, eso es cierto. Aunque mi gran influencia se llama Milton Nascimento. Él fue mi universidad musical, además de Led Zeppelin y The Police. Por más que uno transite otra expresión musical, siempre le agregamos un poco de raíz. Somos el único país que hablamos un idioma diferente en Latinoamérica, como te dije antes.

-¿Cómo vivís la situación actual de avances de la derecha tanto en lo regional como a nivel mundial?

-En la humanidad se están dando muchos pasos para atrás. Vamos perdiendo la educación. Hoy las personas ponen cara de pavo. Vivo el presente con mucha desesperanza, no te lo voy a negar. Hoy es un mundo con un signo de interrogación grande. . Viví con tanta desesperanza los últimos tiempos. Además este gobierno brasileño es retrógrado. Los cadáveres militares de la dictadura hoy andan con sus manos sueltas. Es difícil ser positivo con ellos en el poder.

Lenine presenta “Em Trâmsito” el Sábado 8 de junio, a las 19 horas, en Groove (Av. Santa Fe 4389, Palermo, CABA).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*